Una metodología creativa e innovadora que sitúa a las personas en el centro de las soluciones.

Una nueva forma de pensar y soluciones problemas, centrada en la empatía y colaboración.

Las 5 fases del Design Thinking

Empatizar

Ponerse en los zapatos del otro

 

Ver el mundo a través de los ojos de otra persona. Sufrir cuando el otro también sufre. Alegrarse con la felicidad de otra persona.

 

Saber más

Llegar al auténtico problema. 

 

Entender y aclarar la complejidad hasta llegar a la simplicidad. Destilar el problema hasta reducirlo a su esencia. Encontrar la definición del problema que va al encuentro del punto de vista de quien necesita la solución.

Saber más

Definir

Generar ideas

Soltar amarras y salir en busca de nuevos mares. 

 

Buscar y aceptar ideas extrañas, e incluso inviables, como un camino natural. Escuchar las ideas de los demás. Explorar ávidamente nuevos espacios y abrazar la diversidad de ideas.

Mezclar ideas, rápida y ferozmente, e imaginar escenarios para estas.

Saber más

Prototipar

Pensar con las manos.

 

Mostrar una idea en formato físico. Construir para pensar mejor. Visualizar el pensamiento.

Adormecer la mente analítica y dejar que los ojos y las manos trabajen sobre el prototipo para encontrar relaciones y patrones.

Evolucionar una idea a un nivel superior.

 

Saber más

Probar

Recopilar opiniones.

Abandonar nuestras convicciones y aprender con los otros. Observar sin condicionar los resultados. Capturar lo bueno y lo malo. Escuchar mucho más que hablar.

Aprender con los resultados.

Saber más